Banner
diseases. Further, Kalina, http://oomed.net/generic-no-prescription/femara/dosage-pregnant.html anesthetic used during, bnf without prescription ciprofloxacin, http://www.luxurydaily.com/where-can-i-buy-naltrexone-online-cheap-generic-revia-no-prescription/, buy naltrexone, buy retin a gel, generic retin a 0.1% gel, buy cipro online without prescription

hwdVideoShare can not load until the following directory has been made writeable:
/home/feaps/www/cache/hwdvsdefault
Ensure all your Joomla Cache Directory Permissions are writeable before attempting to use hwdVideoShare

"Vidas que merecen la pena", por Enrique Galván

Muchas personas son vulnerables por tener algún tipo de discapacidad.

Incluso en alguna época se ha justificado su exterminio simplemente por tener discapacidad, como durante el nazismo.

Nuestra sociedad tiene que acabar con esa vulnerabilidad, porque todas y todos somos iguales.

Sucesos como el que ha ocurrido recientemente en un hogar de "Mensajeros de la Paz" deben hacernos reflexionar sobre el derecho a vivir que tiene cualquier persona, tenga o no discapacidad.

 

En la terrible época del nazismo se justificaba el genocidio de personas con distintas discapacidades porque sus vidas no merecían ser vividas. Una terrible sentencia que supuso la pérdida de muchísimos seres humanos. Un suceso histórico que no es tan conocido como el de otros colectivos. La discapacidad a lo largo del tiempo ha sido asociada a términos de carácter negativo que de forma insidiosa quedan adheridos a la propia persona que presenta esa discapacidad, siendo el adjetivo el que se considera como sustantivo y donde la persona puede quedar encerrada en porcentajes, grados y niveles.

La vulnerabilidad a la que muchos niños, mujeres y hombres quedan expuestos a lo largo de una jornada para asearse, comer, salir a la calle o cualquier otra situación de dependencia puede considerarse un problema social, pero también es un reto colectivo y un indicador de la calidad de la sociedad en que vivimos.

Sucesos dramáticos como el recién acaecido en un hogar de la organización ‘Mensajeros por la Paz’ nos invitan a reflexionar sobre los valores y actitudes que están en la base de nuestra tarea. Misión cuyo fundamento se encuentra estrechamente ligado a la ciudadanía y los derechos de las personas con discapacidad, que necesitan de los recursos humanos, técnicos y económicos adecuados para ejercerlos.

Garantías de trato basadas en la ética de los comportamientos cotidianos son la única llave capaz de promover vidas plenas e incluidas en la sociedad. Lo importante no es sólo que estén limpios, aseados y cuidados, sino que tengan oportunidades y apoyos para recibir una buena educación, un ocio rico de relaciones y experiencias. Es decir, un plan de vida junto a otras personas donde desarrollarse y sentirse seguros.

Las organizaciones que nos dedicamos a contribuir a que cada persona pueda definir su proyecto de vida, muchas veces nos sentimos impotentes, porque apoyarles es una empresa inmensa cuando se concibe desde la ética aterrizada en la vida de cada uno.

Hoy nos unimos a ‘Mensajeros por la Paz’ para decir alto y claro que las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo, así como sus familias, luchan por tener vidas que merecen la pena ser vividas.

Enrique Galván es director de FEAPS.
 

 
  • Facebook: pages/Feaps/172688919415815
  • Twitter: FEAPSORG
  • YouTube: comunicacionfeaps
Buy prednisone online